BOLETIN No. 045 LA TRAVESÍA DE UN CAPACITADOR ELECTORAL

BOLETIN No. 045

H. Puebla de Z. a 2 de Agosto de 2007

La travesía de un capacitador electoral

Caminar cinco horas diarias, subir, bajar o rodear cerros, enfrentarse al mal tiempo y a los peligros que implica el adentrarse a la Sierra Negra, lidiar con la indeferencia de la gente y la dificultad para entender el náhualt o mazateco, son las dificultades a las que se enfrenta a diario Francisco Martínez García como capacitador electoral.

Este joven de 24 años de edad decidió participar como auxiliar de Capacitación Electoral en el Distrito 15 de Ajalpan porque había tenido experiencia en el proceso electoral federal del año pasado, pero jamás imaginó que este proceso local de 2007 le estaba preparando un reto distinto y una experiencia más que contar. Y es que las condiciones climáticas y la orografía de la zona han dificultado su labor. Este panorama se repite en tres estados del país aparte de Puebla: Oaxaca, Veracruz y Chiapas, donde también habrá procesos este año.

La jornada laboral de Francisco Martínez comienza con un despertar muy temprano en Ajalpan –alrededor de las 5:30 de la mañana-, para luego abordar el autobús que lo trasladará después de tres horas hasta el poblado de Zacacoapan, centro de referencia para empezar su travesía y el último punto a donde llega el transporte urbano después del derrumbe en Eloxochitlán.

Ahí empieza la peregrinación. Gorra, mochila a la espalda, una torta, agua y zapatos cómodos para resistir la dura y larga jornada, son necesarios para los 40 minutos de caminata. El primer punto está a la vista: Cuatlajapa, donde inicia la labor de capacitador electoral. Va de casa en casa para hablar con las personas que resultaron seleccionas para participar en los comicios. El trabajo en esta comunidad es tranquilo, pero viene lo más duro, lo más difícil, la partida a Cañada Rica para cumplir con su recorrido: un trayecto de dos horas de subir, bajar y rodear cerros llenos de lodo por las intensas lluvias que han azotado la Sierra Negra.

Fatigado, Francisco llega a Cañada Rica para enfrentarse a otra barrera: el lenguaje. Ahí la mayoría de los habitantes habla náhuatl y mazateco y pocos el español, pero para cumplir con su labor consigue traductores y así continúa con su trabajo.

“Me gusta realizar mi trabajo, aunque en muchas ocasiones es complicado que la gente te identifique y te entienda, pero cuando lo hace es más amable que la gente de la Ciudad”.

Después de haber capacitado a los ciudadanos de Cañada Rica, Francisco debe dirigirse a Cañada Seca y caminar con el cansancio bajo los hombros otra hora más, repetir su labor de visita casa por casa, acercarse a la gente, convencerla, capacitarla y unirla al equipo de trabajo electoral.

Pese al cansancio, Francisco Martínez guarda las últimas fuerzas para emprender su regreso a sabiendas que lo difícil no es bajar un cerro, sino subirlo. Pero ha cumplido con su labor de capacitar a la gente, y eso lo tiene satisfecho y lo impulsa para el día siguiente en el que tendrá que visitar Loma Bonita y Macuiltepe, donde le espera otra larga jornada como auxiliar de capacitación electoral.


INFORMES:

Instituto Electoral del Estado
15 Poniente 3515, Col. Belisario Domínguez; Puebla, Puebla
Coordinación de Comunicación Social
(22) 3031101 Ext. 1200, 1149 y Fax 1201